martes, 25 de septiembre de 2012

Se fuerza la máquina

¿Viste cuando no das más? Bueno.

La angustia supongo que es un poco ese proceso de aprender a darse cuenta hasta dónde uno puede solo y a partir de cuándo tenés que empezar a pedir que te banquen en el resto de las cosas mientras terminás de resolver unos asuntitos mínimos como lo que va a definir buena parte de lo poco que queda de tu carrera universitaria y casi todo de lo que viene de tu carrera profesional; sacarte la mala costumbre de pensar que cuando te bancan lo hacen esperando algo a cambio, que no te estás endeudando, dejar de pensar como si las relaciones funcionaran en modo Mastercard. 

Pero cómo cuesta decir "No puedo", ¿eh?

1 comentario:

querés melón? dijo...

lo cierto es que te recibiste y que ya empieza esa nueva etapa.

felicitaciones nene.