lunes, 18 de abril de 2011

Oráculo Sintético


De mi relación con A. tengo muchos recuerdos lindísimos, algunos no tan lindos y unos pocos bien feos. Alguno me podrá decir que en realidad los feos seguramente eran más y que en realidad estoy haciendo lo mismo de siempre, disecando y quedándome solamente con los que no me resultan dolorosos. Yo le podría contestar que a lo mejor sí pero que no tanto, porque hay uno (dos, a decir verdad, pero el otro me lo guardo) que se me hace especialmente perturbador.

En el último de los cumpleaños de A. que pasamos juntos yo hice, para variar, las veces de marido ejemplar (si yo prefiero acordármelo así pero en realidad fue de otro modo es algo que honestamente me tiene sin cuidado). En un momento determinado de la noche sentí una angustia enorme y espantosa y la única idea que me ocupó el zapallo y que tapó a todas las demás fue la de "¿Qué es todo este circo? ¿Qué mierda hago sosteniendo todo esto que sé perfectamente que hace ratos que se fue a la mierda? ¿Qué hace toda esta gente en mi casa? ¿Qué carajo hablan de 'Un año más' y 'El año que viene'? La puta que los parió, silencio y váyanse de una vez, yo el año que viene no voy a estar acá, no tengo idea de adónde voy a estar pero te juro por lo que más quiero que acá no.". Una cosa de un instante, ¿eh? Un microsegundo de esa sensación de vacío incontrolable, de encerrarme en el baño con un nudo ballestrinque en la epiglotis y unas náuseas que no te las saca ni el ondasentrón y enseguida lavarme la cara con agua helada de fines de julio y seguir como si tal cosa con el cuentito ese de Betty Draper y bailar y brindar y de feliz cumpleaños y ahora traigo más tacos con guacamole.

Por supuesto que al año siguiente yo estaba en otro lugar y con otra gente, pero esa es otra historia.

4 comentarios:

melquíades dijo...

Me río cuando veo la foto de esa noche que está un poco más arriba en este post y pienso que ni trucándola hubiese salido tan bien el lugar común del estar ahí sin estar.

Fran dijo...

Yo te quiero (?) pero esas sillas son de villero sin perdon.

Anónimo dijo...

exactamente lo mismo me pasó en el cumpleaños de mi ex, el año pasado. y me escondí en su cuarto y escribí una nota en el mensaje de texto, que hace un tiempo borré, pero que decía básicamente que eso no era amor, que yo necesitaba otra cosa.
me hiciste recordar eso, y sentir que estoy en un nuevo camino, ya hace rato q no estoy en ese lugar...estoy transitando otros, con muchas dudas, pero ya no siento ese nudo que dice "aca no debes estar".
te mando un beso
me encanta lo q escribis
luz

maiathesun dijo...

No se porque ni como acabe aca.... bueno si, buscando que diantres es "oraculo sintetico" y bueno... me ha gustado muchisimo como escribes y como, en un solo parrafo eres capaz de expresar sentimientos tan complejos que creo que todos hemos sentido en algun momento de oscuridad... animos y que tengas una linda vida