miércoles, 22 de diciembre de 2010

Freedom and its owner

Suponte que hace unos días aprobaste una de las materias más importantes de la carrera y entrás en el anteúltimo año de cursada, que hoy tomaste la última camada de finales y pusiste sólo notas lindas y que después brindaste con tus compañeros de cátedra por el cierre del ciclo lectivo. Brindaste en realidad es un eufemismo para terminaron todos borrachos, jefes, adjuntos y titular incluídos; pero la cosa es que a la vuelta, mientras caminabas desde la estación de subte, te paraste a pensar un microsegundo y te diste cuenta de que en cierta forma sos y tenés todo lo que imaginaste para vos mismo en este momento de tu vida y eso te genera un vértigo y un vacío difícil de poner en palabras. ¿Y ahora qué?, te preguntás mientras hurgás en el bolsillo buscando las llaves. Ahora, supongo, cuando llegás a casa te descalzás, te sacás el ambo chivado, desconectás el teléfono, ponés Kings of Convenience, abrís la cerveza que pusiste en la heladera hace unas semanas y a la que dijiste en voz alta que "Esperame, que cuando termine todo esto tenemos un asunto pendiente nosotros dos" y te la tomás en la bañera leyendo mientras fumás despacio y sin apuro, total mañana te podés levantar a cualquier hora. Eso. Felices vacaciones.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Reí, cagate de la risa de los momentos de nervios y tensión. Relajá.

Anónimo dijo...

Bien merecido che!

Sil dijo...

yo corazón usted.

Penélope dijo...

Muchísimas felicitaciones!!!!

sinnerinside dijo...

Chapeaux muchacho =)

Lola dijo...

Felicitaciones Melqui!
KOC, no podrías haber musicalizado mejor. Disfrute las vacaciones y no piense, que para eso está el año académico.

Licuc dijo...

Entiendo a la perfección ese vértigo porque es parecido al que siento ahora, pero está prohibido mirar atrás.