martes, 29 de junio de 2010

Plan B


Bruno se entera de que Laura, su ex-novia, tiene un nuevo novio, Pablo. Trata de recuperarla pero no lo logra: ella sólo acepta que se vean en secreto de vez en cuando. Bruno, no conforme, se acerca a Pablo a espaldas de Laura para tratar de desarmar la pareja desde abajo; pero descubre una ambiguedad en él. Agarrándose de esto Bruno piensa un plan B: enamorarlo a él para que la deje a ella.


La semana pasada por invitación de mi amigo PAblo fui a ver Plan B, la ópera prima de Marco Berger.

1) Lo debo haber dicho un millón de veces. Yo tengo una tendencia muy marcada a enamorarme (y a desenamorarme) de las insinuaciones, de los gestos imperceptibles y de los detalles mínimos. Está todo bien con las declaraciones solemnes y barrocas, pero prefiero dejárselas a los poemas de Góngora y Agote: para mí el amor es todo ese aire de encantadora simpleza que se respira en los 103 minutos que dura Plan B, esa política deliberada de frases que parecen verdades de perogrullo pero que a mí me dejan sonriendo ("Para mí solo, te quiero" #fallinlove).

2) A lo mejor es solamente una pose y un personaje de chico de entorno urbano-clasemediaprofesional-superado-tempranamentepsicoanalizado que armo de mí mismo para proteger mi ego de vaya uno a saber qué cosas, pero la realidad es que en mi vida la dicotomía heterosexualidad/homosexualidad nunca fue algo conflictivo ni que me quitara el sueño. Yo me enamoré de chicas, salí con chicas hasta que un buen día me di cuenta de que en realidad me veo pasando el resto de mi vida al lado de un hombre. Exceptuando el ineludible y fisiológico pendular estrogeno-progestacional (a.k.a. ciclo menstrual) femenino, los puntos de choque en una pareja son básicamente los mismos más allá del sexo de sus partes. La peli hace eco de esto, y el foco del conflicto pasa por otras procesiones que van por dentro de la cabeza de los protagonistas y que no tienen tanto que ver con si hétero u homo.De vuelta, todo bien con Brokeback Mountain pero ya, no me jodan, eso no es la vida real.

3) Capitán Intriga dice que tengo el gusto atrofiado y que me haga ver, pero para mí el chico que
hace de Pablo es súper sexy y quiero que nos casemos.

Vayan a verla. Sábados a las 20, domingos a las 18 hs a partir del 3 de julio en el MALBA, Figueroa Alcorta 3415. Y si tienen ganas después vayan al Cafe Des Arts, que hacen unos gintónics que rajan la tierra y te dejan pipí cucú para volver caminando por Salguero.

10 comentarios:

melquíades dijo...

Y después del yintónic y antes de volver, espíen en el Museo Renault y en Rond Point que SEGURO que se la cruzan a @marthalamartha.

Pau... Muna. dijo...

Qué bueno che! tengo muchas ganas de verla, seguramente vaya el finde. Gracias, saludos! (te leo siempre)

Toti dijo...

Interesante.
Ando con ganas de incursionar en el teatro.
Y si, el chico que hace de Pablo es sexy, trabajó en tele... en una novela de época... que lindo pibe

Saludines

Gérman dijo...

Habia leido de esta pelìcula y tenìa ganas de verla.

Que cagada, esto de no vivir en Buenos Aires me genera muchas imposibilidades.

Anónimo dijo...

El chico es Lucas Ferraro!

melquíades dijo...

pau: después contame qué te pareció, porque me han dicho que tengo gustos raros en cine. Un beso!

toti: sexy MAL.

germán: aviso si me entero que se estrena en Rosario :)

anónimo: ¿Lo conocés? Decile si se quiere casar conmigo, que tengo unas almohadas que son un sueño de tan cómodas.

Rara, como encendida dijo...

Le digo algo: A su futuro marido -Lucas Ferraro- lo puede ver en su versión menos cool y más degradada en "Botineras", todas las noches por Telefé.
ALGUIEN tenía que decírselo.

melquíades dijo...

rara: no tengo tele! Uy, ¿de cuántas cosas así me estaré perdiendo?

Anónimo dijo...

Esta peli la vi, me encantó. Lucas Ferraro también actuó en un cortometraje con tematica LGTB así que debe tener una buena cantidad de amigos en el ambiente. NO QUIERO DECIR NADA.

Rodrigo dijo...

Comparto tu punto de vista sobre Pablo.