sábado, 1 de mayo de 2010

Narcisismo doméstico


Yo estoy muy de acuerdo con eso de que las casas (como las mascotas, los libros y la ropa) hablan mucho de sus dueños. También con aquello otro de que hay lugares de la casa en particular que tienen un montón de cosas más para decir que otros.

11 comentarios:

melquíades dijo...

De un tiempo para acá mis rulos están tomando un grado de armónica autonomía que me hace pensar seriamente si debo seguir tratando de educarlos o más bien dejarlos ser y ya.

Penélope dijo...

Dejarlos ser y ya. Me gustó la reflexión de la casa... con respecto a las mascotas, uno puede visualizar cómo serán educados los hijos de esa persna interactuando con su bicho... a veces dan ganas de decir, NOOOOO!!!!! en fin.
Un beso!!!

Daniela dijo...

Tras 25 años de rulos, te cuento que la forma en que éstos son tratados... también habla mucho de su dueño.

Séptimo dijo...

pasame tu mail bolú :B

ensimissmundo dijo...

Del personaje de Rob Gordon:
"I agreed that what really matters is what you like, not what you are like... Books, records, films - these things matte..." (High Fidelity, 2000)
Tb es re accurate que según sean los intereses de una persona, eso es lo que prevalece en la distribución de los ambientes de su casa...
Saludos!

porquepodemos dijo...

es todo un tema cuando las mascotas hablan de sus dueños... con los loros se complica... (cuack!) la decoración de los ambientes (o la falta de ella, en mi caso) hablan más de los intereses de una persona que la distribución de los ambientes de su casa... los preconceptos a la hora de elegir/diseñar llevan a bodrios difíciles de disfrutar y más aún de corregir... Esa cocina es peligrosa... sabe demasiado...

melquíades dijo...

penélope: las mascotas SON hijos! besito.

daniela: no lo había pensado, pero 100%!

séptimo: hola, no tengo mail! Igual podés escribir a melquiad3s@gmail.com (está en mi profile), mi secretaria lo chequea y todas las mañanas me deja con la correspondencia un resumen del inbox que hace en su remington.

ensimissmundo: totalmente! También me recuerda una quote de un libro que estoy leyendo: "I don't express my self in my painting. I express my not-self". Beso!

porquepodemos: si mi cocina abre la boca vamos todos presos.

Marian dijo...

Me pone mal que todo hable del dueño. Sobretodo porque las interpretaciones son muy variadas, y ¿quién sabe a que conclusión llega la gente?, por lo que podemos llegar a la conclusión de que, así la casa y los pelos no hablen de uno, si nos quieren juzgar nos van a juzgar igual.

Saluditos muchos.

Apollonia dijo...

Absolutamente de acuerdo. Somos también nuestra circunstancia (¿o somos fundamentalmente nuestra circunstancia?).

Abrazos,

porquepodemos dijo...

solo somos nuestras circunstancias...

melquíades dijo...

Marian: lo bueno del asunto es que la cosa es recíproca, y con el tiempo uno también aprende a leer al otro entre líneas (o entre sus cosas). Saluditos.

apollonia, porquepodemos: yo creo que un poco somos lo que decimos y lo que elegimos mostrar, pero sobre todo somos todo eso que dejamos entrever casi sin querer con nuestras cosas y nuestros detalles, ¿no?