viernes, 6 de febrero de 2009

1-11-14

Inés, lamento decirte que después de ver tu mesa te perdí el respeto por completo.

9 comentarios:

Lolo dijo...

Me desvanezco.
Sólo espero que la cantidad de microorganismos que deben albergar esas tablas de álamo cartoneado por Berton le provoque algún tipo de enfermedad o algo. Se tiene que hacer justicia.

Anónimo dijo...

qué le paso a Inés? que abandone las masas! y salga a correr!
He visto como se vende essas tarimas en Uruguay.. a roletee! todos arman mesas con esas maderas pedorras, horriblee!

Marypoppins dijo...

Más que la mesa, me impactó lo "maciza" de Inés...el marido cocina muy bien, veo!!

Marie dijo...

es sabido: la gente bien es de lo más avara

eneas fake dijo...

no es cuetion de avaricia, es cuetion de BUEN GUSTO!

melquíades dijo...

Lolo: MÍNIMO un tétanos.

anónimo, mary poppins: 100%. Alguien dígale que pruebe catando menos masas con el té.

marie: yo creo que es como dice eneas, es más mal gusto que avaricia. No me extrañaría que haya pagado una millonada por ese montón de cajones de verdura viejos.

eneas: ¿qué le parece si cartoneamos una así para casa?

Marie dijo...

mmm, melquiades, yo trabajo en este tema... nunca vi a nadie de dinero añejo, dinero bien, comprar un mueble
o lo heredan o cartonean un horror con este

son muy ratonas, como las mesas

sólo la gente con plata recién conseguida compra muebles, será un signo de status, no sé

Ed dijo...

No hay forma de rescatar eso, no hay.

Ed dijo...

Yo le perdí el respeto cuando ví que sucumbió a los postres.