viernes, 28 de noviembre de 2008

Os nasale

Era obvio que más temprano que tarde mi torpeza iba a traerme consecuencias catastróficas. Hoy la puerta del edificio se cerró sobre mi nariz. Diagnóstico: fractura de hueso nasal provocada por traumatismo tangencial, sin desplazamiento, sin hematoma, sin angulación de los fragmentos, vía respiratoria conservada.

Cuando el ORL de la guardia del Alemán miró la placa y dijo la palabra clave -fractura- yo quedé al borde del ataque de llanto desconsolado. Un poco después el cirujano plástico dijo que "no te hagás problema que debería soldar bien en una semana o dos", yo me calmé un poco y solté el bisturí que sostenía contra mi yugular.

Mucho hielo y sobredosis de antiinflamatorios de todos los grupos conocidos después, yo me miro al espejo y me juro a mí mismo que si cuando baje ese edema llega a quedar torcida, estreno el balcón arrojándome por encima de la baranda y quedando grabado cual jeroglífico egipcio en bajorrelieve sobre la vereda.

9 comentarios:

melquíades dijo...

Este temita lo voy a tener que hablar el miércoles en análisis.

Betty Carol dijo...

Pero entonces heredo o no sus cremas y sus blends?

melquíades dijo...

betty: por ahora no, pero en unos días quién le dice.

Pura López dijo...

humildemente me ofrezco para hacerme cargo del vino y del aceite de oliva en caso de desamparo.

Ricardo Muñoz José dijo...

Sin ánimo de incordiar, porque la vida se compone de puntos de vista diferentes, me gustaría invitarte a leer este post.

http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com/2008/11/aparece-la-fobia-canina.html

Quizás tengamos mucho puntos que nos unen.

Salud y suerte.
Ricardo - Linde5

Lolo dijo...

Sí, claro.
El cuento me lo conozco. Después la gente aparece con nariz nueva y reitera este relato...

PD: Si fuera cierto y, roguemos a Zeus, quedara torcida, déjeme la cajita de los medicamentos. Gracias.

Abrujandra dijo...

Me mata tu coquetería.

Vulgar dijo...

Las heridas de guerra son sexies.

Fran dijo...

Y LA PUERTA COMO ESTA!?