viernes, 21 de noviembre de 2008

Nota mental

Un día voy a patentar un aparato que establezca el nivel de estrés al que estás sometido en un momento dado midiendo el grado de contracción tónica del trapecio. El patentamiento sería complementado por la sanción de una ley que establecería que, suponte, superado determinado umbral, el paciente es declarado legalmente inimputable y excusado de la realización de cualquier tarea que él considere que es causal de la situación dada. Ahí sí que seré rico y viviré sin hacer nada.

2 comentarios:

Ed dijo...

Yo voy a inventar un detector de ponzoña móvil. Y es muy probable que no me haga rico, pero caray, que me lo autofinancio.

melquíades dijo...

Sé buenito y no lo produzcas a gran escala, que me detectarían al toque.