sábado, 22 de noviembre de 2008

56,3

Otra cosa que voy a registrar para después vender la patente a Ravenna es preparar finales como método para adelgazar. "Bajá dos kilos en una semana comiendo porquerías y atiborrándote de café con leche y pan con manteca" no es un mal slogan, pero igual debería contratar un publicista para que arme alguno con un poco más de onda. Eso.

5 comentarios:

Betty Carol dijo...

Yo 56,5. No paro hasta el BMI de 4.

melquíades dijo...

betty: Le juego una carrera a ver quién llega antes a los 43. Preparadoslistosya.

mtz dijo...

Dejé los finales en un pasado lejano y los gramos se siguen escapando por entre las manos lenta e implacablemente.
Si necesita algún sonriente modelo de inanición para el after, a la derecha del díptico, aquí tiene.

Ed dijo...

... si fuese tan simple para mí..


snifff!!!


jajajja

Abrujandra dijo...

MMMMMMMMMMM mi no entender pero compro cuando salga