jueves, 18 de septiembre de 2008

Si faltaste a la facultad y decidís ponerte a leer por tu cuenta la clase del día, un vecino decidirá que es un gran día para que un albañil derrumbe una pared a martillazos. Es ley.

1 comentario:

Pura López dijo...

también pasa cuando tenes dos semanas non-stop de 5 examenes, en seguidilla, divinos, que vienen a pintar tu casa y te cagan a radios gronchas.