miércoles, 27 de agosto de 2008

Así como la frase "Lo que importa es lo de adentro" es típica de gente fea; "Lo que vale es esforzarse / intentar" es patognomónica de inútiles, mediocres y fracasados sin talento.

12 comentarios:

Lolo dijo...

CUANTA RAZÓN, DOCTOR.

Ahora, vio cómo todas las campañas publicitarias de variados productos apuntan a la fealdá y la mediocridá.

PD: Adoré patognomónica. Y recuerde, querido, que "callate", "andate" y "acabose", se escriben sin tilde. Gracias.

Mr. York dijo...

En el único lugar que es valida esa frase es en las camionetas del INCUCAI.

beso
York

Ed dijo...

Nunca más de acuerdo. Llegué a un punto de mi vida en que la autocomplacencia me causa náuseas. No lo soporto. Estoy malo y no soporto excusas de ningún tipo, menos de botarates que salen con máximas de éste tipo. BASTA. Déjense de joder.
Por eso admiro Esparta,los espartanos tenían la lucidez mental de deshacerse de los abortos de la naturaleza y malnacidos en general, arrojándolos desde el monte Taigeto.
Acá al menos que se tiren de las torres de Constantini o Renoir.

Basta de Autocomplacientes y de Autocomplacidos.

Dixit.-

Fran dijo...

Es como cuando se dice que el villero es villero porque quiere?

melquíades dijo...

lolo: los publicistas no entienden NADA. Un beso, ódiolo.

mr. york: claro! es más, sería un gran eslógan.

ed: cuánta verdad, querido.

fran: no, es como cuando te dicen sobre alguien feo "Pero es re simpático". Claro, con esa constante expresión de simio si al menos no es simpático....

PAblo.- dijo...

Uhh... disiento con el estar en contra de esas frases, o denunciarlo en voz alta y dejar en evidencia ese pensamiento. Todo el mundo merece un poco de autoestima, por mucha mala leche que haya tenido en la repartija de ADN y hogar paterno.
Sería imposible vivir para una sociedad si quien las dice no se autocomplaciera, al menos, un poco. Yo adhiero a que el que necesite aferre a esas frases, pero, ja, creo que sería el último en poder creermelas! Bah, supongo que a otro nivel, yo debo tener las mías equivalentes... es más, me juego a que todos las tenemos, si no no podríamos vivir sin ser Beckham, o Gates, o Einstein, o los tres juntos.
Abrazo.

Ariel dijo...

Fiera, yo soy de decir eso...

sera por que si soy feo?


??


abrazo

melquíades dijo...

pablo: es que sí, que las digan tranquilos, pero yo sentiría que me traiciono a mí mismo si les convalidara la falacia... Igual a lo mejor es solamente que no sé si soy muy bueno en eso de levantar autoestimas ajenas. Abrazo!

ariel: bueno, si tú lo dices...

Anónimo dijo...

Melquíades: quieres hacerte el erudito, y eres patético.

melquíades dijo...

anónimo: ay, pero qué suerte que estás para recordármelo! Tenés la clásica actitud de resentido que se siente irremediablemente aludido por ambas frases.

luchi dijo...

cheee
al fin y al cabo los autocomplacientes se terminan jodiendo porque no llegan a cumplir con los preceptos básicos que necesitan para desarrollarse en la vida
no hace falta que aquellos que se sienten más seguros de sí mismos les pasen con un camión por encima
es una opinión
además, a alguien el simio le va a gustar, la belleza es una construcción cultural y gracias a lo q sea, no todo el mundo es igual
y ademas creo q si alguien tiene mucha voluntad, seguro q va a llegar más lejos intentando hacer algo que quedándose sentado esperando morirse por no tener las cualidades perfectas para aquello que quiere
un horror el comentario sobre los espartanos, una preguntita: por qué no te tirás de un barranco vos por intolerante??

melquíades dijo...

luchi: independientemente de que cuáles sean los estándares que establezcamos para definir éxito o belleza, la gente que no los cumpla seguirá atormentándonos con esas frases. La voluntad no elimina las limitaciones, un paralítico con mucha voluntad será un corredor de F1 en su silla de ruedas, pero nunca un campeón de triatlón; un feo con esfuerzo será a lo sumo alguien con onda. Respecto de lo del barranco, me tiraría, pero no podría morirme tranquilo sabiendo que con mi ausencia dejé que el mundo se convierta en un lugar horrible y sin gracia. Saludos.