sábado, 21 de junio de 2008

Uglier

Ir al trabajo un sábado es feo per se.

Pero ir al trabajo un sábado, que como no funciona la máquina de café de siempre decidas ir a buscar otra; que cuando volvés el ascensor haga ruido a catramina seca y se pare entre dos pisos completamente vacíos, te quedés media hora encerrado, un grupo de gente completamente histérica que teóricamente está preparada para situaciones así y que está del lado de afuera te aúlle que te quedés tranquilo y no se te ocurra abrir la puerta mientras vos (que no entendés esa tendencia de la gente a pensar que todo el mundo es claustrofóbico y estás tranquilísimo y sentado en el piso para contemplarte mejor en el espejo) te tomás el puto café, deseás fervientemente que se corte el cable y te sorprenda una muerte ruidosa y violenta con tal de dejar de escucharlos deliberar si esperar al de mantenimiento o llamar a los bomberos es no sé, FEO x π4

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Agradecé que no te pasó un DOMINGO!!.
No probaste con derramar el café? Dicen que el café e máquina destraba todo, capaz que te aflojaba el ascensor!
Jay Jay

Lolo dijo...

Es feo, sí. Pero yo, egoístamente estoy contento de haber podido enterarme en vivo y en directo de su desgracia y, perdoneme, pero it made my day =P.

Abrazo.

Betty Carol dijo...

La impronta de Poiseuille

melquíades dijo...

anónimo: nah, al café me pareció mejor tomármelo de un saque. Estaba bueno, pero no sé si valió la media hora de tiempo perdido en un metro cuadrado.

lolo: es que usté es como mi minutouno.com, qué quiere que le diga. Un beso!

betty: JAJAJA La amo, un beso.

Pura López dijo...

ay no, me muero de amor por estar sugerida.
listo, tormenta de corazones a vos.

Ed dijo...

JAJAJA, es muchooooooo!!!!

Me encantó.


SABELO.