sábado, 14 de junio de 2008

Oligofrénicos

La diferencia entre no poder estudiar por un tiroteo en Villa Cartón o por un cacerolazo en Barrio Norte es que con los tiros podés decir "me voy a dar una ducha y después sigo, total tarde o temprano se quedan sin balas o caen todos reventados por una ráfaga de plomo". Acá mejor fumáte un porro y andáte a dormir, porque todo indica que van seguir la tarde entera.

La gente tiene mierda en la cabeza. En Farmacity (si llega la guerra civil me agarrará de cualquier manera, pero jamás con el botiquín desabastecido) una vieja con un zorro en el cuello, olor a Anaïs Anaïs y los puntos de la última rinoplastía (mal hecha) todavía frescos le daba con ganas a la tapa de una Essen mientras esperaba que le cobren tres cajas de algo que espero que fuera tamoxifeno.

-Señora, ¿se puede dejar de joder con esa lata de mierda?

-Ay pero nosequé el gobierno nosequé Fidel Castro nosequé presos nosequé parece Cuba esto nosequé.

-ME CHUPA UN HUEVO EL GOBIERNO. Salga afuera si quiere hacer ruido con eso porque llamo a la policía.

Masculla algo sin sentido mientras guarda la cuchara y la tapa en la cartera. La chica de la caja me agradeció con una sonrisa y la vieja seguramente esta misma tarde tiene una recidiva de su cáncer.



5 comentarios:

PAblo.- dijo...

Es que todo el mundo está del culo. Y lo de Barrio Norte es insoportable. El otro día habían juntado en Santa Fe y Pueyrredón un atisbo de cacerolazo con el campeonato de River, lo cual no dejó de causarme angustia, gracia, arcadas y ternura a la vez.

Clara Sheller dijo...

ah, ajjajajajajajajaja
Los ricos caceroleando son lo más!!!!
Mi Farmacity de Scalabrini Y Cabello???

quiero ser su amiga!!!!!podemos?

melquíades dijo...

pablo: qué suerte que no los vi porque me ultimaba abajo del 41. Saludos.

clara: era en el Farmacity de Santa Fe entre Agüero y Laprida. Déle, yo quiero salir ya mismo con mi metralleta gorila perforadora de cacerolas y mi chaleco a prueba de D'elía a matar a todos.

lucialadra dijo...

Pero qué placer leer estos textos! Me encantó la mezcla de sarcasno con prosa buena e inteligente.
Felicitaciones.

lucialadra dijo...

Sarcasmo, era. Es que todavía me estoy riendo después de ver a Bombita Rodríguez. Perdón.