domingo, 29 de junio de 2008

Entendiendo mi estructura psíquica III

Chicos, estoy perdido. Me descubrieron.

Tengo la seria sospecha de que mi analista está usando mi historia clínica para escribir en La Nación.

Highlights de la nota:

Identikit básico del manipulador

1.- Utilizan múltiples camuflajes para confundir a sus víctimas.

2.- Algunos se muestran amables o seductores socialmente y en la intimidad con su víctima se comportan de manera opuesta.

3.- Son generalmente impredecibles. Nunca se sabe qué es lo que los enoja y cómo actuarán en consecuencia.

4.- Se desentienden de sus propias responsabilidades, logran transferírselas a los demás y los cuestionan cuando los resultados no son los que ellos esperaban.

5.- Inducen a otros a hacer cosas que no harían a partir de sus propias convicciones.

6.- Pueden llegar a la amenaza o el chantaje de forma abierta o encubierta.

7.- No expresan claramente sus demandas, necesidades, sentimientos u opiniones; pretenden que los demás adivinen lo que ellos quieren o necesitan.

8.- Responden generalmente de forma confusa, y se enojan cuando se les solicita que aclaren o amplíen la información.

9.- Tienen gran versatilidad para cambiar de tema de acuerdo con sus necesidades. Utilizan ardides para focalizar la conversación en un punto que resulte más conveniente.

10.- Disimulan sus errores y jamás los reconocen, aunque exista evidencia en su contra. No admiten críticas de ningún tipo.

11.- Juegan con los tiempos de los demás, esperan hasta el último momento para hacer un pedido o dar una orden.

sábado, 28 de junio de 2008

Si la escala de mal humor va de 0 a 10, yo acabo de pasar de -2 a 14.7 en quince minutos y cuatro palabras intercambiadas a las apuradas.

Si no tenía alplax salía ya mismo a buscar una armería de guardia, compraba una AK-47 y mañana me veían en la tapa de Crónica con expresión de viudez reciente y la ropa oliendo a pólvora y a sangre fresca.

viernes, 27 de junio de 2008



Es raro porque por lo general para estas cosas tengo una memoria prodigiosa, pero lo cierto es que lo volví a usar después de un buen tiempo y me había olvidado de lo bueno que estoy con guardapolvo.

miércoles, 25 de junio de 2008

A warning sign

El de i'm complicated es uno de los juegos que más difícil me resulta no jugar. Pero en un punto te ponés a pensar y mi psiquis no es mucho más compleja que la de cualquier mortal. Yo pendulo entre un estado que llamaremos a (cuánto tiene esta fase de armonía auténtica y cuánto de armonía sostenida artificial e inconscientemente es algo que escapa a los objetivos de este trabajo) y un estado que llamaremos b. La transición entre a y b suele cualquier cosa menos clara, pero con el correr de los años adquirís una vaga certeza sobre una serie de síntomas y signos que suelen precederla y empezás a ver que por lo general durante b fabricás bisagras, escupís algo que venías masticando hace tiempo, cosas así.

Los indicios de ese paso son poco específicos, pero ponéle que escucho mucho Radiohead, me atoro de ópera, uso una prenda determinada hasta gastarla, tengo cambios radicales de humor que me hacen pensar en un tumor en la hipófisis que me desencadena trastornos hormonales, cambio mis hábitos de consumo, me molesta leer el diario, me muero de la alergia, mi ego baja del noveno al séptimo piso, no sé.

Durante b y una vez atravesada la ruptura es común que a partir de un desencadenante X derive y concentre energías físicas y psíquicas en uno o dos elementos puntuales. Suponéte, entonces, que un día me desayuno con una homosexualidad y entonces en un par de días te vomito unos puntodocs para una novela con título ñoño que me prometí terminar alguna día; le pongo a un año de la carrera un post it que dice "pendiente de recursar" para enamorarme profundamente; retomo terapia después de dos años y te rindo dos finales de los pesaditos en tres días sin morir demasiado en el intento; veo una película y al día siguiente renuncio al trabajo; leo un par de capítulos de Bolaño que me sacuden la estantería y me gasto la mitad del sueldo en una tarde; paso por una crisis de pareja y dejo de poder escuchar una canción de Drexler sin que una tuerca como de tractor me baje por la tráquea; cosas así. Ahora, claro, sólo me doy cuenta de que estaba en b y de sus consecuencias cuando ya estoy de vuelta en la tranquilidad de a.

El punto es, yo no sé muy bien o no quiero saber qué se viene. Pero hace unos días que en mi Now Playing OK Computer suena en loop y la Callas no para de aullar Un bel di vedremo; y ese suéter celestito está haciendo de comodín. Stay tuned.

sábado, 21 de junio de 2008

Uglier

Ir al trabajo un sábado es feo per se.

Pero ir al trabajo un sábado, que como no funciona la máquina de café de siempre decidas ir a buscar otra; que cuando volvés el ascensor haga ruido a catramina seca y se pare entre dos pisos completamente vacíos, te quedés media hora encerrado, un grupo de gente completamente histérica que teóricamente está preparada para situaciones así y que está del lado de afuera te aúlle que te quedés tranquilo y no se te ocurra abrir la puerta mientras vos (que no entendés esa tendencia de la gente a pensar que todo el mundo es claustrofóbico y estás tranquilísimo y sentado en el piso para contemplarte mejor en el espejo) te tomás el puto café, deseás fervientemente que se corte el cable y te sorprenda una muerte ruidosa y violenta con tal de dejar de escucharlos deliberar si esperar al de mantenimiento o llamar a los bomberos es no sé, FEO x π4

viernes, 20 de junio de 2008

Selección Natural

Hay un punto exacto en mi índice izquierdo, del lado que está más cerca del pulgar y a ponéle dos milímetros de donde empieza la uña que (por esas cosas de la evolución or the preservation of favoured races in the struggle for life) resultó anatómicamente más desfavorecido que el resto , y que producto de mi harto conocida torpeza y taquipsiquia es destinatario de heridas cortantes de profundidad y extensión variable con una frecuencia abrumadora.

Yo fantaseo con que un día resulte que la teoría del uso y el desuso y la herencia de los caracteres adquiridos es cierta, y la pielcita del pobre desarrolle una capa protectora superficial de aluminio o algo; y mientras tanto compro curitas de colores que peguen con el marco de los lentes y resistan el picado de un poco de cebolla y romero.

sábado, 14 de junio de 2008

Oligofrénicos

La diferencia entre no poder estudiar por un tiroteo en Villa Cartón o por un cacerolazo en Barrio Norte es que con los tiros podés decir "me voy a dar una ducha y después sigo, total tarde o temprano se quedan sin balas o caen todos reventados por una ráfaga de plomo". Acá mejor fumáte un porro y andáte a dormir, porque todo indica que van seguir la tarde entera.

La gente tiene mierda en la cabeza. En Farmacity (si llega la guerra civil me agarrará de cualquier manera, pero jamás con el botiquín desabastecido) una vieja con un zorro en el cuello, olor a Anaïs Anaïs y los puntos de la última rinoplastía (mal hecha) todavía frescos le daba con ganas a la tapa de una Essen mientras esperaba que le cobren tres cajas de algo que espero que fuera tamoxifeno.

-Señora, ¿se puede dejar de joder con esa lata de mierda?

-Ay pero nosequé el gobierno nosequé Fidel Castro nosequé presos nosequé parece Cuba esto nosequé.

-ME CHUPA UN HUEVO EL GOBIERNO. Salga afuera si quiere hacer ruido con eso porque llamo a la policía.

Masculla algo sin sentido mientras guarda la cuchara y la tapa en la cartera. La chica de la caja me agradeció con una sonrisa y la vieja seguramente esta misma tarde tiene una recidiva de su cáncer.



viernes, 13 de junio de 2008

Previsiblemente el McDonald's de Córdoba y Junín es un juntadero inmundo de estudiantes de los alrededores.

Los de sociales no van porque es capitalista. Los de económicas van porque como su vida académica es de lo más estrecha y no estudian una goma (lo único que les escucho decir es "pero siempre tenés que rendir, ¿cuándo vivís vos?"), tienen tiempo de sobra para gastar en placeres occidentales. Los de medicina vamos porque el café es horrible, pero viene en baldes de litro y medio.

lunes, 9 de junio de 2008

Lamuerte no es cruzar Santa Fe sin darte cuenta de que el semáforo está en verde, que te atropelle un interno de la línea 68, que los bomberos terminen teniendo que desatorarte de entre los ejes del colectivo y que luego las madres que pasan le tapen los ojos a sus hijos para que no vean que terminaste con los miembros amputados y la cabeza hecha un higo seco.

Lamuerte es que cuando estás terminando de cocinar y le querés corregir el aliño al pollo aprietes una vez el botón del molinillo, que como no sale nada aprietes otra vez, ahora con un poco más de furia, y luego una tercera, desquiciado ya; y que entonces la base del utensilio se desprenda de su rosca vaciando todo el contenido sobre tu cena, que quedará indefectiblemente arruinada.

viernes, 6 de junio de 2008

Entendiendo mi estructura psíquica II

Hoy: negación.

Si me quiero comprar un pantalón y un talle 26 me queda de carpa no es que estoy en el borde entre escuálido y anoréxico, es que con tal de que los gordos se sientan mínimamente humanos ahora la ropa viene para obesos.