sábado, 31 de mayo de 2008

Tenían que llevar a mi padre a una clínica para hacerle algunos chequeos después de un susto.

Trataba de convencer a mi madre de ir yo arriba de la ambulancia y que ella nos siguiera con su auto, por momentos parezco olvidarme de que en su cabeza las cosas no funcionan si ella no está para controlar que así ocurra. Lo pienso ahora y eso explica de dónde saqué buena parte de mi estructura psíquica.

Que no, que yo quiero ir por si necesita algo y no tengo ganas de manejar así; que sí, mamá, va a ser mucho más práctico que tengas el auto allá para cuando haya que volver. Interviene el médico:

-Pero tenés que ser mayor de edad para ir con nosotros, ¿cuántos años tenés?

-¿Cuántos te parece?

-¿17?

Y eso que acuso una barba de tres días. Hoy me bajan el ego con un lanzallamas.


Por algo es que somos marido y mujer.


6 comentarios:

Betty Carol dijo...

Hoy en la clase de repertorio, con mallita y can canes rosas, me dieron "a lo sumo 21...".

Comemos en lo de mamá mañana. Yo llevo una TARANTELA para el postre

Pura López dijo...

hoy fui a comer con mama y abuela y el mozo me queria sacar MI copa de vino...mis cachetes me hacen de trece creo..

Fran dijo...

Y no daba ir vos con el auto?

melquíades dijo...

betty: es que claro, piense que si no sería estupro de su parte.

pura lópez: ah, no, para mí la barrera entre sentirme halagado y ofendido claramente está en el alcohol. Un beso.

fran: es que no sé manejar. Debería, ¿no?

Hookdump dijo...

No, no deberías aprender a manejar.

Presiento que serías un peligro al volante... no sé por que :P

Fran dijo...

Nah, tampoco es de vida o muerte saber manejar.