miércoles, 19 de marzo de 2008

Acabo de chequear las asignaciones de materias en la facultad. Por primera vez en mi vida universitaria me respetaron a rajatabla los horarios que pedí. No sé si tomarlo como una señal del destino de que este va a ser un gran año académico o, por el contario, elucubrar acerca de cómo la UBA va a cobrarme semejante favor. Por las dudas en este fin de semana largo voy a proceder a acumular un razonable stock de horas de sueño y café: de un modo u otro en poco tiempo voy a necesitar las dos cosas.

1 comentario:

Pura López dijo...

que genial y excelente idea lo de acumular horas de sueño. lo del café es costumbre ya. sigo teniendo que ver qué tal el café de tu facultad como dijiste hace meses y meses, si no me equivoco.
saludos. exitos con el año academico.