jueves, 9 de agosto de 2007

Ripper


Hace poco más de una semana me enganché el dedo anular derecho con un clavo a medio salir que había en la alacena.

Como soy un leucémico que tarda años en cicatrizar combinado con un pendejo impaciente, cada vez que me parece que siento se empezó a sanar tiro la curita a la mierda. Luego, sin darme cuenta meto la mano en el bolsillo del jean o algo y vuelvo a despegarme los colgajos y a sangrar cual hijo de la reina Victoria.

Recién rallaba remolacha, con los dedos mayor e índice de la mano izquierda envueltos en papel film y recién seudo cercenados con un cuchillito nuevo perfecto para limpiar pollo (más que limpieza parecen cirugías de un maniático capaz de vomitar si ve un hilito de grasa o una vena en su plato), y sosteniendo el masacote fuccia de forma tal que mi lastimadura antigua se mantuviese lo más lejos posible del filo, y además resultara inevitable un final distinto al de la sección de un nuevo dedo.

Como no podía ser de otro modo, volví a arrancarme un pedazo de carne, tiré todo a la mierda en un alarido de dolor infernal, y ahora la cocina es una orgía de sangre, objetos punzocortantes y jugo de remolacha. Todavía no decido si volverme mogólico tratando de que las manchas salgan de la pared, sentarme a llorar mientras me chupo los cortes o sacar fotos y mandárselas a Tarantino.


(sí, esa hermosa mano es mía)

12 comentarios:

Duncan dijo...

Mel, por favor, cuidese. Si sigue así va a terminar con todo su cuerpo mutilado.
Más que Tarantino me parece que quiso emular a algún personaje de Gaspar Noé (¿vio "solo contra todos"?)
Le mando un abrazo y tenga cuidado con otras partes del cuerpo que resultan, incluso, mucho más sensibles (¿recuerda el caso de un tal John Bobbit?).
Duncan

una chica normal dijo...

"orgía de sangre, objetos punzocortantes y jugo de remolacha"... pensaste en trabajar para Argento?


jijiji

besitos

Fran dijo...

El cinismo de este post logra q mis ojos lloren de emocion.

melquíades dijo...

duncan: JAJAJAJAJA recuerdo las evasivas de mi madre cuando le pregunté sobre el caso Bobbit. Procuraré tener cuidado :) Un abrazo!

una chica normal: ¿qué es eso? :S Un beso!

fran: hombre, que me sonrojo. Un beso!

Anónimo dijo...

el blog es ta muy bueno, me hace cagar de risa!!! es la 2º vez que entro!!
una pregunta.. ¿de quien es??
mi correo es edrolon@hotmail.com, aganmelo saber.. GRACIAS.-

melquíades dijo...

anónimo: es mío. De nada. Saludetes

Ardillor dijo...

Lo ví en mi mente con tanto detalle que me dieron escalofríos!! Definitivamente una escena pa´ Tarantino, o pa`una remake de La masacre de Texas.
Salud!

melquíades dijo...

ardillor: ¿sabe que creo que voy a vender los derechos? =P Un beso!

Thiago dijo...

Yo me he cortado hasta con el botón del inodoro, si sabés de algo más triste...

melquíades dijo...

thiago: no sé si es más triste, pero una vez me corté con un disquét de cinco y cuarto... saludetes!

Pequeño Shopenhauer dijo...

Todos deberían tener un cuchillo de esos en sus casas y encajárselo en el cuello la próxima Navidad.

En serio.

melquíades dijo...

pequeño shopenhauer: pues puede empezar yendo a Okko y poniendo uno bajo su árbol. En serio.