viernes, 1 de junio de 2007

Sonaré despectivo, lo sé. Daré la impresión errónea de que no me gusta mi carrera, lo sé. No faltará quien se dé por aludido y diga que no son tan fáciles como parece, que cada una tiene lo suyo y blablabla, también lo sé. Pero cuando llevo dormidas alrededor de doce horas en cuatro días; cuando empiezo a convencerme de que en lugar de esforzarme por quitarme el olor de encima sería más fácil llenar un frasco de perfume con formol al diez por ciento y fingir que el hedor es a propósito; cuando noto que la mesa parece más un osario o una biblioteca que una mesa; cuando no recuerdo la última vez que estuve libre de cafeína; cuando me pasé un verano entero estudiando para un exámen en el que me masacraron; cuando la imagen de Agustín de espaldas, inclinado sobre el tablero y dibujando o cortando figuras milimétricas hasta la insanía no me es extraña, y la ventana está encortinada con láminas secándose o por ser calcadas, radiografías mentonasoplaca y resonancias de túnel carpiano; cuando con mis amigos últimamente reunirnos es seguir cada uno con sus libros pero al menos vernos las caras, cuando todo eso pasa y escucho a alguien decir "No, pasa que ahora rindo y estoy a full", no puedo evitar preguntarle qué estudia. Y si recibo como respuesta Organización de Eventos, Protocolo y Ceremonial, Educación Física, Cosmetología, Producción de Moda e incluso (si estoy demasiado cerca del colapso) Enfermería o alguna paramédica o aun Medicina en la Barceló, a veces temo que mi cara transmita el "Vos sí que no tenés ni puta idea de lo que es matarse estudiando...". Pero soy un caballero, y mientras por dentro me carcomen como un cáncer las ganas de meterle los tres tomos del Rouvière, el atlas de disección por regiones de Testut, un calcáneo y un coxal por la uretra , pongo mi mejor cara de irish-blooded-gentleman y mientras me refriego el mentón y me prometo emparejar mañana esta barba de indigente vomito un sarcástico "Claro, me imagino... Es RE difìcil, ¿no?".

Por lo general después de eso me pregunto por qué no me habré anotado en Tecnicatura en cultivo de orquídeas o algo así, encuentro la respuesta sin pensarla, me río de mí mismo, escucho los omóplatos crujirme mientras me estiro y recito de memoria los valores nutricionales de la Coca Cola de tanto tomar, me preparo (por el bien de mi mucosa gástrica) un té después de tanto café y sigo leyendo sobre las células de Purkinje, no diré que más feliz, pero sí más convencido que al principio.

Update: acabo de leer aquí una tesis en la que, con su particular estilo, Niño Pol expone una visión sobre la educación superior a la que adhiero en varios aspectos.

10 comentarios:

Minerva dijo...

Me hace acordar a la chica que se estaba por recibir de abogada y se quejaba por tener que leer diez carillas (sí, DIEZ) de Foucault. Daban ganas de quitarle el título de cuajo.
Bueno, ni hablar de la gente que estudia esos cursitos de Utilísima del tipo "Gastronomía y Hotelería" o "Marketing estratégico".

melquíades dijo...

minerva: pero usté también, cómo se le ocurre. DIEZ CARILLAS, nada menos. Y de Focault, un tipo que al que no lo conoce ni su madre. Qué ideas tiene a veces. Respecto de los cursos, lo que me más me molesta es que actúan como si estuviesen haciendo un posgrado en Física Nuclear... Un beso!

H.d.H. dijo...

No me toqués al gran michel , por favor!!!!
Años de finales: no los extraño para nada!!

melquíades dijo...

h.d.h: yo tampoco los extraño, pero porque los tengo acá cerquita nomás... =P Saludos!

Anónimo dijo...

Chiquilin de 20 añitos, las iglesias las quemaron los masones, la historia no es la q te cuentan, investiga un poco.

melquíades dijo...

anónimo: qué lindo despertarme un domingo y desayunar con que un imbécil con olor a regurgitada de borrego quiere darme clases de historia. Voy a descorcharme champagne en un testículo para festejar. Es "chiquilín", "que" e "investigá". Si pensás darme clases de historia, al menos aprendé a escribir, estúpido.

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Entiendo lo que dice. Me pasa algo parecido con los terciarios que acreditan: "Psicólogos Social y/o Consultores psicológicos".
WTF?
Y se quejan porque los examenes de ciertas materias son "re largos".
Materias cuatrimestrales donde ven a vuelo de pájaro un breviario del breviario del DSM IV.
Por favor!
Si pasan 5 o 6 años en facu, estudiando todo eso en profundidad y como corresponde, no se qué hacen... no pueden, creo.
En fin.
Me salió la maldad.
Besitos Mel!!!!
Lucy.-

Juan Ignacio dijo...

mmmm, facultad. En mi experiencia, no se debe pelear contra ellos. En principio porque todos tenemos capacidades diferentes, y lo que para algunos es dificil para otros es menos complejo. Da bronca, lo entiendo, pq cuando uno está en ese estado te dan ganas de lastimarlos fuerte, cuando por ejemplo la información para el exámen la pueden recopilar usando el yahoo... Pero bueno, en definitiva, cada uno carga su propia cruz y la que has elegido vos es de las más pesadas. A apechugarse, que ésto, también en algún momento acaba. Y cuando acaba, como todo lo que acaba, deja ese sabor a vacío.

Bestiaria dijo...

psicologo social es lo peor.

lo dije.

es lo mismo que corte y confeccion. LO MISMO.

melquíades dijo...

lucy: a mí me dan ganas de tapiar los sucuchos donde dan eso y después volar todo a la mierda con napalm, mucho napalm.

juan ignacio: es verdad. Es rara y a la vez hermosa la sensación esa de cuando recién termino de rendir, y me acostumbré a que o estoy estudiando o debería estar estudiando. Es muy extraña la sensación de despertarte y no decir "Buh, tengo que estudiar".

bestiaria: me brota ese odio cuando hay una catástrofe o algo y como hicieron un cursito se sienten con autoridad para hablar como si fuesen antropólogos, filósofos, psiquiatras y sabios del alma humana. Si el DSM-IV no costara la fortuna que cuesta, lo licúo y se los inyecto diluído con ácido muriático.