sábado, 30 de junio de 2007

No sé qué me pasa. No sé. Durante el día A. me preguntó varias veces, más confundido que molesto "¿Te pasa algo? Estás serio, como frío, monosilábico...", y aunque no puedo negárselo tampoco sé qué contestarle. Trato de convencerme a mí mismo de que es cansancio y que esta sensación extraña, -como de abulia y deseo de madar la rutina a la mierda, como de mal humor pero sin las ganas de enojarme y putear como de constumbre- es liso y llano cansancio y que durará hasta que me saque de encima este puto parcial o lo que se me ocurra en ese momento, pero no me gusta no creérmelo y tampoco sé si quiero inventarme una mentira mejor.

8 comentarios:

H.d.H. dijo...

es la inercia de la realidad

melquíades dijo...

h.d.h. ¿Sabe que justamente acabo de describirlo como inercia? Creo que eso es la palabra. Eso y falta de azúcar, porque me atraqué de chocolate y me levantó bastante... Saludos!

Anónimo dijo...

conozco la sensación. Muy bueno el blog.
La muñe.

melquíades dijo...

La muñe: un beso!

Mr. York dijo...

Yo creo que lo mejor en esos casos es huir por un rato de la rutina, aunque sea un ratito.

melquíades dijo...

mr. york: ¿sabe que sí? Igual, le digo que salí a caminar un rato, comí chocolate por alrededor de siete mil calorías y se me pasó. No sé qué sería. Hormonas, supongo. Saludos!

Mr. York dijo...

y yo que le estaba tirando los perros...

jejeje

melquíades dijo...

mr. york: JAJAJAJA Qué ingenuo me he vuelto. XD